Seasonal Monitor

Condiciones húmedas favorecen el desarrollo de cultivos

June 29, 2017

IPC 2.0 Acute Food Insecurity Phase

1: Minimal
2: Stressed
3: Crisis
4: Emergency
5: Famine
Would likely be at least one phase worse without current or programmed humanitarian assistance
FEWS NET classification is IPC-compatible. IPC-compatible analysis follows key IPC protocols but does not necessarily reflect the consensus of national food security partners.

IPC 2.0 Acute Food Insecurity Phase

1: Minimal
2: Stressed
3+: Crisis or higher
Would likely be at least one phase worse without
current or programmed humanitarian assistance
FEWS NET classification is IPC-compatible. IPC-compatible analysis follows key IPC protocols but does not necessarily reflect the consensus of national food security partners.
FEWS NET Remote Monitoring countries use a colored outline to represent the highest IPC classification in areas of concern.

IPC 2.0 Acute Food Insecurity Phase

Presence countries:
1: Minimal
2: Stressed
3: Crisis
4: Emergency
5: Famine
Remote monitoring
countries:
1: Minimal
2: Stressed
3+: Crisis or higher
Would likely be at least one phase worse without
current or programmed humanitarian assistance
FEWS NET Remote Monitoring countries use a colored outline to represent the highest IPC classification in areas of concern.

Key Messages

  • Lluvia por arriba del promedio histórico (1981 – 2010) se ha observado en Centroamérica desde principios de mayo 2017 (Figura 1)

  • El exceso de humedad ha afectado con deslizamientos e inundaciones repentinas en zonas focalizadas de producción de cultivos, pero sin pérdidas de gran escala. 

  • Los actuales acumulados de lluvia han favorecido el desarrollo de cultivos en toda la región, principalmente maíz blanco en la temporada de Primera. Este impacto es más notable en áreas típicamente secas (corredores secos de la región), los cuales han sido afectados por déficit de humedad en los últimos cuatro años.

Desarrollo de la temporada de Primera

Validando los pronósticos del LII Foro del Clima de América Central realizado en el pasado mes de abril que indicó acumulados de lluvia por arriba del promedio en la primera parte de la época lluviosa, la Figura 1 muestra precipitación arriba del promedio en prácticamente toda la región centroamericana para el periodo 1 de mayo a 20 de junio. Los acumulados más fuertes fueron observados durante todo el mes de mayo en los países de Guatemala y Honduras, mientras que a finales de mayo y principios de junio en El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Informes de campo indican un desarrollo normal de la época lluviosa, pero con inicios irregulares en la región, esto debido especialmente a un retraso de la atmosfera en respuesta a condiciones oceánicas, las cuales han mostrado inestabilidad principalmente en la región de El Niño 3.4, la cual tiene una teleconexión fuerte con las condiciones de lluvia en la región.

A pesar de la irregularidad mostrada en el establecimiento y desarrollo de la época lluviosa, los cultivos no muestran problemas en su desarrollo normal. Los acumulados por arriba del promedio únicamente han afectado zonas focalizadas en Guatemala y Honduras, sin daños significativos en los cultivos. En contra parte, zonas con humedad reducida conocidas como corredores secos han mostrado condiciones favorables para cultivos de maíz blanco y recarga hídrica en los mantos acuíferos, finalizando así con cinco años consecutivos de sequía durante el inicio de la temporada y favoreciendo principalmente a agricultores de subsistencia.

Los ministerios de agricultura de la región se muestran optimistas en cuanto a los rendimientos esperados de cultivos de granos básicos, debido principalmente a las precipitaciones recibidas hasta el momento, las cuales han sido oportunas para el crecimiento normal. A partir de la presente semana se espera una disminución de lluvia especialmente durante el día, pero con lluvias aisladas durante la noche previo al inicio de la canícula.

Pronóstico

Aumento en la presión a principios del mes de julio favorecerá la disminución de lluvias, dando inicio al periodo canicular en la región centroamericana. Los pronósticos locales indican que el mismo podría estar dentro los valores normales, es decir de 8 a 12 días sin lluvias dependiendo de la región. Los buenos acumulados de lluvia recibidos hasta el momento permiten contar con suficiente humedad en los suelos para continuar con el crecimiento normal de los cultivos. Sin embargo, de extenderse el mismo, existiría el riesgo de disminución de rendimientos, el cual sería inferior a los registrados recientemente.

A pesar de que se esperan temperaturas mayores a las normalmente registradas para toda la región, de acuerdo a modelos no serán superiores a los 0.5 grados centígrados, lo cual favorece que los suelos se mantengan húmedos en caso de no contar con días continuos de lluvia. 

De acuerdo al pronóstico de condiciones ENOS elaborado a inicios de junio por el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI, por sus siglas en inglés, Figura 2), se esperan condiciones neutras para el resto del año 2017. Condiciones de humedad podrían favorecer a cultivos de maíz blanco, pero también podrían afectar cultivos de fríjol de la Segunda temporada (Postrera) debido a acumulados importantes en periodos cortos de tiempo. Dichos excesos de humedad podrían afectar con enfermedades fungosas o pudrimiento de plantas.

Los pronósticos de corto plazo (Figura 3) muestran precipitación propia de la temporada para el periodo comprendido del 29 de junio al 6 a de julio de 2017, con acumulados superiores a 100 milímetros en la región de la boca costa de Guatemala y zonas focalizadas al oriente de El Salvador.  Para el resto de la región los acumulados esperados se encuentran entre los 50 a 100 milímetros.   

About this Report

The seasonal monitor, produced by the FEWS NET USGS regional scientist and FEWS NET Regional Technical Manager, updates rainfall totals, the impact on production, and the short-term forecast. It is produced every 20 days during the production season. Find more remote sensing information here.

 

About FEWS NET

The Famine Early Warning Systems Network is a leading provider of early warning and analysis on food insecurity. Created by USAID in 1985 to help decision-makers plan for humanitarian crises, FEWS NET provides evidence-based analysis on some 34 countries. Implementing team members include NASA, NOAA, USDA, and USGS, along with Chemonics International Inc. and Kimetrica. Read more about our work.